Verdades sobre el dinero

Por: Yamily Argüelles.

Existen algunas creencias limitantes sobre el dinero que se han programado en tu memoria desde una edad muy temprana. Estos pensamientos limitantes se centran en la escasez y te impiden ver nuevas perspectivas sobre el dinero.  ¿Qué emociones despiertas al pensar que el dinero no te alcanza? Quizá sean las mismas que han circulado en tu mente por mucho tiempo: Preocupación, estrés, temor, angustia. Recuerda que los mismos pensamientos generan las mismas emociones. En esta lectura que comparto contigo te invito a descubrir las verdades sobre el dinero y cambiar tu visión sobre éste. Si te lo propones, tu relación con el dinero puede mejorar cambiando tu enfoque.

Además de las creencias limitantes que aprendiste durante la infancia, lo que has observado o escuchado de la experiencia de otros con el dinero te ha servido como referente para establecer una relación poco cordial con el dinero. El diálogo interno que se genera cuando te relacionas con el dinero puede ser desfavorable y repercutir en tu salud física, mental y emocional.  Cuando tienes pensamientos estresantes sobre el dinero llevas a tu cuerpo a un punto de desequilibro. Sin embargo, al pensar que el dinero está por llegar y que los recursos vienen en camino, creas una idea diferente que originará una emoción diferente. Piensa que todo en ti es abundante, y si tienes dudas observa la naturaleza a tu alrededor; todo en ella es abundante porque deriva de un creador abundante y generoso en sus obras. Tú tienes la capacidad de mejorar tus recursos monetarios cuando usas tus habilidades y la pones al servicio de los demás.

Conocer las características y el comportamiento de este recurso te ayudará a incorporar creencias favorables sobre el dinero, mejorar tu relación con él y fortalecer tu educación financiera. El tomar conciencia de las creencias limitantes es un aprendizaje que recibí de la lectura de grandes maestros como Wyne Dayer, Enric Corbera y el Dr. David R. Hawkins que me enseñaron que el dinero es un elemento que forma parte de la naturaleza de nuestra vida, si asociamos que el dinero lo podemos obtener ofreciendo nuestros talentos. Por otro lado, el conocimiento sobre la dirección y administración de este valioso recurso, ha derivado de las enseñanzas de Mario Borghino, Robert Kiyosaky y Napoleón Hill entre otros. ¿Cómo cambiaria tu vida si te relacionas de mejor forma con el dinero? Primero, empieza descubriendo las siguientes verdades sobre este recurso energético lleno de movimiento.

Verdades sobre el dinero

El dinero es energía en acción.  Es un elemento en tu vida con el que te relacionas a diario; es por esa razón que las creencias que tienes respecto a este recurso se reflejan en tu vida. Si tienes creencias favorables que aumentan la energía positiva de atracción, el dinero vendrá. De manera opuesta si tienes creencias desfavorables o limitantes, esta energía funcionará como un repelente contra el dinero y éste mismo te evitará o se alejará. Todo se resume en las creencias que tienes, que son pensamientos que generarán esa energía.

El dinero es un recurso.  Sí, es un recurso en tu vida que funciona como un facilitador de intercambio. Eres abundante en muchos sentidos y tus recursos son muchos (tiempo, relaciones personales, talentos, aprendizajes, etc). Todos los recursos están relacionados para crecer mutuamente; cuando usas tu tiempo de forma efectiva y dirigida, puedes aumentar tus ingresos que se traducen en una mejor economía. También este recurso crece cuando lo apoyas de tus conocimientos y habilidades para generar dinero. Haz un inventario de todos tus recursos para potenciar el dinero.

El dinero es un derecho.  Eres abundante por naturaleza, el mismo universo refleja en toda su magnitud esta característica. Esta abundancia que puede manifestarse en forma de dinero es un derecho que posees, cuando crees que puedes vivir una vida con la oportunidad de crecer económicamente. Recuerda cuánto tiempo has invertido en tu desarrollo profesional y lo capacitado que estás ahora para “ejercer” esta profesión hasta el punto de ser un especialista. El dinero se comporta de la misma manera; está al alcance de todo aquel que quiera hacer valer su derecho y atraerlo a su vida. Recuerda, eres hijo de un creador que solo conoce la abundancia, ¡reclama tu herencia divina! No hay nadie en este país que te impida ejercer el derecho a ampliar este recurso.

El dinero es una causa-efecto.  Estás acostumbrado a permanecer pasivo en cuanto al dinero. Incluso piensas que todo está escrito, que cierta cantidad es lo único que puedes recibir o que determinadas actividades te darán un dinero fijo porque así te han educado. No estás condenado a ganar cierta cantidad, o que algunos tengan y otros no, ¡todo el dinero es bienvenido! Conocer cuáles son las causas que generan dinero favorecerá que éste se manifieste en tu vida. Cambiar y adicionar nuevas causas serán las semillas en tu mente que darán origen a nuevas vías para generarlo.

El dinero es movimiento.  Como energía que es, al dinero le gusta estar en movimiento. Esto te invita a tener un objetivo financiero para hacer que circule en tu vida. Cuando lo recibas, ¡agradece su llegada!, cuando lo entregues, ¡bendice a quienes entregas! Cuando añades a este movimiento la gratitud, cada entrada y cada salida se convertirá en una bendición y el dinero te buscará. Usa el dinero para aumentar tu bienestar, que la misma palabra “dinero” te genere un buen estado de ánimo, tanto si lo recibes o lo entregas. Cuando pagues algo bendice y agradece a la persona que lo recibe y cuando el dinero llegue a ti agradece y bendice a quien te lo entrega. Da las gracias a la energía que se está moviendo.

A pesar de lo mucho que el dinero esté presente en la vida de las personas, no todos se ocupan de darle atención y dirección al dinero. Para alcanzar una adecuada salud financiera, necesitas dedicar tiempo para cuestionar y reflexionar todo aquello que sabes del dinero, así te darás cuenta de las áreas de oportunidad que te ayudarán a plantar nuevas semillas, que a la larga se convertirán en el fruto de la abundancia.

Trasforma tus pensamientos limitantes, actitudes y comportamiento sobre este útil recurso en nuevas ideas que te acerquen a un mayor bienestar físico y emocional. Sorpréndete a ti mismo repitiendo en tu interior “Soy una persona que está aprendiendo a usar el dinero, soy alguien que toma buenas decisiones económicas y celebro mis aciertos financieros” o “Yo respeto al dinero, lo honro y lo bendigo” Estas nuevas creencias te llenarán de mejores emociones ¡Te invito a aplicar estas verdades sobre el dinero en tu vida!

Artículos recientes