Se destruyen sueños

Viviendo Joven, por: Orlando Lara.

¿Sabes cuál es la diferencia entre la fantasía de soñar y la realidad de la vida?

Los sueños

Cada noche soñamos algo distinto y en la vida hacemos siempre algo distinto para hacer un sueño realidad, sin embargo muchas veces somos nosotros quienes hacen que esos sueños se destruyan.

Así que para ahorrarnos las decepciones veremos algunas formas de arruinar tus sueños.

Vivir del aplauso

A veces hacemos cosas por el reconocimiento, en esa necesidad del aplauso para hacer legítima nuestra historia de vida, nos enfrascamos en hacer realidad los sueños de otros solo por el brillo que genera y no por la excelencia.

Todo lo que hacemos debe de tener como eje central un bien común y combinar en la medida exacta un bienestar individual, uniendo esas dos características tendrás un propósito que te ayudará a cumplir tus sueños.

No volver a empezar

Cada amanecer trae consigo una esperanza recortada que genera la oportunidad de volver a empezar, existen días que despertamos sin recordar muy bien un sueño y darle forma genera tiempo para que sea exactamente como queremos que sea, por eso mismo volver a empezar es parte de añadir experiencia como ingrediente extra para hacer nuestros sueños más sólidos.

Creer que el éxito es inmediato

Todos estuvimos en una reunión donde hablábamos de alguien que se hizo de dinero de la noche a la mañana, oímos de un inventor que construyó una máquina desde cero, también de esa persona que se hizo famosa, estás historias son reales pero están incompletas.

Detrás de cada una de ellas hay una historia incompleta, en la existe una historia de trasfondo que está llena de fracasos en esa brevedad intermitente de fracasos se encuentra el éxito, entre la brecha de la decepción y la resiliencia.

No saber trabajar en equipo

Al igual que esas fantásticas historias dónde un científico invento algo, un famoso y todas las historias que te puedas imaginar, existe siempre un equipo de trabajo que te brinda la oportunidad de crecer.

A veces nuestros sueños son tan grandes que se necesita de más manos para lograrlo y en ocasiones los sueños se comparten, la clave del mismo será siempre trabajar en equipo.

Lo maravilloso de hacer los sueños realidad es que tienes que estar despierto para conseguirlos, cuando eres joven es difícil saber cómo hacer tus sueños realidad pero el secreto es que se debe tener un alma joven y sabia para lograrlo.

A las estrellas más viejas se les han puesto los ojos vidriosos y rara vez hablan. Pero las pequeñas todavía sienten curiosidad, de la curiosidad nace el sueño y del sueño se aprende a volar: Peter Pan

Artículos recientes

Terapia a Vidas Pasadas

Plática entre amigos con Patricia Peirone. En el mundo del desarrollo y crecimiento humano, hay infinidad de opciones y alternativas para encontrar ese bienestar personal que nos

Seguir leyendo »