Renueva tus sentidos

Por: Yamily Argüelles.

Buscar el verdadero sentido de tu vida no es una tarea filosófica que requiera sumergirte en tratados profundos y extensos. Tampoco exige un aislamiento reflexivo al Tíbet. Si bien lo anterior sería muy enriquecedor para ampliar tus experiencias con la ayuda de las practicas diarias. Considera que una actividad cotidiana (como por ejemplo apreciar lo que tienes) no pierde su valor ni se vuelve obsoleta por repetirse todos los días. En términos prácticos considera que el verdadero propósito de tu vida no es encontrar el sentido, si no darle sentido a cada día.

Viktor Frankl, neurólogo, psiquiatra y filósofo, fundador de la logoterapia y del análisis existencial, en su best seller “El hombre en Busca de Sentido”, da testimonio de cómo darle sentido a tu vida, declara qué:El hombre se determina a sí mismo, no se limita a existir, sino que decide cómo será su existencia, en qué se convertirá en el próximo minuto”.

Una poderosa herramienta para encontrar el significado a todo lo que haces, es anclar tus experiencias a los sentidos esenciales y humanos que te brinda tu biología. Tu cuerpo está dotado de 5 sentidos básicos: vista, oído, olfato, gusto y tacto; los cuales te impulsan a descubrir y renovar el sentido mismo de tu vida a través de ellos. Inicia activando tu sentido de la vista poniendo atención a las siguientes líneas.

1. Renueva tu sentido de la vista observando sin juicios. Cada suceso de tu vida cotidiana, lo valoras como bueno o malo, triunfo o fracaso. Sin embargo, cuando observas sin juicios miras la experiencia con el fin de encontrarle un nuevo propósito de aprendizaje. Deja de etiquetar si triunfaste o fracasaste. No te juzgues y mira las oportunidades que se pueden obtener de las experiencias.

  • Renueva tu sentido del oído escuchando tu diálogo interior y elevándolo a un nivel superior. Tu voz interior es muy rápida para recordarte todas las veces que las cosas no han ido bien, recordando experiencias pasadas que te ocasionaron frustración o sufrimiento. Tomar conciencia de ese diálogo, es el primer paso para replantear la narrativa interna y renovar esa conversación dirigiéndola a un nivel de grandeza personal. El simple hecho de dialogar contigo mismo de una forma amable, compasiva y amorosa que cambiará tu día.
  • Renueva tu sentido del olfato respirando el valor de la vida. Agradecer el valor de la salud y la vida te llenará de fortuna. Es la vida que respiras cada día la que te da la oportunidad de avanzar, de continuar, y considerar que todo tiene una solución. Todos tenemos 24 horas para vivir, para respirar, para agradecer, para pedir disculpas y para acercarnos a ese lugar al que queremos llegar.
  • Renueva tu sentido del gusto, comunicándote. Al comunicar con respeto tus deseos, intenciones y necesidades, con tu ejemplo propicias que los demás hagan lo mismo.  Expresarte de manera asertiva en cada parte esencial de tu vida te llevará a mejores resultados y relaciones más sanas. Cuando en un dialogo existe tolerancia, amabilidad y amor la comunicación se transforma.
  • Renueva el sentido de tacto tomando acción. El lugar en el que estás ahora, es el lugar perfecto para darle sentido a tus días. Usa tus manos y todo tu cuerpo para dirigirte con energía y determinación hacia adelante. Tal vez no es el lugar donde te gustaría estar, pero puedes reajustar tu brújula interna para llegar a destinos más satisfactorios, más productivos, saludables, positivos y armónicos.

Una manera útil de recordar cómo renovar tus días con los 5 sentidos es vincularlos a tu mano. Si lo piensas por un segundo, en cada mano tienes 5 dedos que realizan tareas excepcionales cada día, cada minuto, cada segundo. Relaciona cada dedo con los diferentes sentidos y si te parece más estratégico etiquétalos como el dedo observador, el de atenta escucha, el que respira la vida, el que se comunica y el que toma acción. Será significativo recordar que en la palma de tu mano se encuentra el poder de darle sentido a cada día de tu vida.

Artículos recientes