¿Eres Líder o simplemente jefe?

Por: Adelaida Harrison.

En esta época creo que el tema de liderazgo se vuelve muy relevante. En todos lados escuchamos a candidatos ofreciendo ejercer un liderazgo de tal o cual manera, pero lo cierto es que muy pocos sabemos lo que deberíamos de esperar de un líder. Y mucho menos, como convertirnos en el líder que nos gustaría ser; sea cual sea el ámbito en el que te encuentres: Político, económico o familiar. El día de hoy, quiero compartir contigo lo que es el liderazgo desde la óptica del Eneagrama y la manera en que puedes desarrollar tu estilo de liderazgo para llegar a ser ese líder que, en potencia, ya eres. Y dejar de ser “el Jefe” sin miedo a perder tu posición.

Una de las primeras cosas que aprendí sobre liderazgo, es que debemos cultivar el prestigio en vez de  buscar el poder. Y este quizá es el núcleo de todos los problemas que hay actualmente en este mundo, todo mundo se preocupa por tener poder en vez de preocuparse por tener prestigio. Para ejercer el poder, hay que “Tener mucha fuerza” en cambio, cuando se tiene prestigio, solamente te preocupas “por SER tú mismo” y los demás te seguirán con gusto. El Eneagrama te ayuda a lograr ese prestigio de manera natural al aumentar tu inteligencia emocional y la congruencia en tu estilo de liderazgo.

En resumidas cuentas a un líder lo seguimos con gusto, porque tiene prestigio, porque creemos en sus valores, en sus propuestas y creemos que podemos aprender mucho de esa persona. Va con el equipo en busca de los resultados…

A un jefe le obedecemos para no tener problemas, porque implica una amenaza para nosotros o en el mejor de los casos pensamos que nos puede proteger en caso de ser necesario. Espera que el equipo logre los resultados…

Muchas veces, no estamos valorando ninguna cualidad en él, salvo la de que tiene fuerza y poder para defendernos en situaciones de peligro. Obviamente en este caso, no nos sentimos identificados con el jefe y menos, invitados a perecernos a dicha persona.

¿Cómo saber si eres un jefe o un líder?

Como trabajan…El JefeEl Líder
Decisiones…Las toma sólo y las impone.Usa el consenso y la inclusión al tomar decisiones.
Influencia…Impone su criterio y no comparte sus conocimientosGana la confianza y comparte sus conocimientos.
Manejo de problemas…Busca al culpable y lo castiga.Sabe entender los errores para buscar soluciones.
Trabajo en equipo…Culpa a su equipo por los problemas de la empresa y no asume sus responsabilidades.Forma parte del equipo y transforma a personas ordinarias en personas extraordinarias.
Cumplimiento laboral…Cumple sólo con su parte y espera que todos estén en sus lugares cuando llega a la empresa.Da siempre un plus y conoce y se compromete con sus empleados.

¿Cómo puede el Eneagrama ayudarte a desarrollar tu liderazgo?

El Eneagrama explica de manera sencilla que cuando sentimos que nuestra imagen se está deteriorando frente al otro, es cuando empezamos a ejercer control y presión sobre los demás. Así que si tú te preocupas por ser mejor persona, automáticamente tendrás un liderazgo de prestigio y te será más fácil liderar a las generaciones actuales.

Lo primero que debemos saber es que hay nueve estilos de liderazgo y que cada uno aporta diferentes cualidades al medio. Otra cosa interesante es que tu mayor cualidad se puede transformar en tu peor defecto si no sabes moderarla. Es decir, si exageras, se vuelve en contra tuya.

Veamos desde dónde ejerce el liderazgo cada personalidad…y cuál puede ser su principal descarrilador.

El UNO lidera a través de buscar la excelencia pero si exagera se vuelve crítico, inflexible y poco empático con su equipo.

El DOS lidera a través de la motivación y el servicio, si exagera pierde eficiencia por preocuparse demasiado de las necesidades de los empleados.

El TRES lidera enfocándose a los resultados, pero si exagera puede presionar demasiado al equipo y estresarlo hasta volverlo ineficiente.

El CUATRO lidera buscando significado y pasión por el trabajo, pero si exagera puede ser intenso y poco objetivo.

El CINCO lidera a través de ser objetivo, pero si exagera puede ser percibido como distante y poco comprometido.

El SEIS busca liderar a través de la planificación, pero exagerando genera confusión y parálisis.

El SIETE lidera para buscar la innovación y flexibilidad, cuando exagera esta cualidad, puede resultar inconsistente y disperso.

El OCHO a través de buscar los grandes logros, pero cuando exagera puede ser controlador e impositivo.

El NUEVE lidera a través de la armonía y el consenso, pero si exagera puede volverse ineficiente y aplazar decisiones.

Si te diste cuenta que tu actitud es de jefe más que de líder, solo observa de qué manera al sentirte inseguro empiezas a usar la fuerza.

Lo siguiente es trabajar en tus inseguridades, para que empieces a proyectar una imagen de congruencia y estabilidad que genere ese prestigio que todos los líderes deben tener.

Pregúntale a las personas que te rodean cómo puedes mejorar, y sigue sus consejos.

Artículos recientes