Editorial Abril

La que tienes en tus manos es una edición que puede parecer dedicada a los niños pero no es así, está hecha completamente para que los adultos tengamos presente la importancia del cuidado de la niñez y lo esencial que es mantener siempre el espíritu infantil.

En esta ocasión iniciaré compartiendo esta frase:

“Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea” (Paulo Cohelo)

Un buen ejemplo de vida sería la capacidad de tenemos de seguir siendo niños a pesar de nuestra corta o larga edad. Ver la vida de esa manera con responsabilidad y sencillez nos ayudará a ser adultos más plenos.

Dejar de ser niños es como olvidarse de uno mismo, todos tenemos ese niño interior que debemos activar para recordar la importancia de disfrutar de los pequeños detalles, aceptar quiénes somos, olvidarnos del stress y ver lo esencial de la vida.

Sin culpa hay que dejar salir nuestro lado infantil, no olvidarnos del lado adulto para mantener un equilibrio que nos permita aceptar y ocuparnos lo suficiente de nuestras vidas.

Para finalizar recurro a otra frase, ahora de la Madre Teresa de Calcuta, quien decía: “Los niños son como las estrellas, nunca hay suficientes”. Sigamos día a día aprendiendo de los niños.

Artículos recientes