Cómo hacer grande tu empresa: “Lo bueno es enemigo de lo grande”

Por: Adelaida Harrison.

www.eneagramaconocete.com

Hoy quiero compartirles algunos conceptos interesantes que encontré en el libro de Jim Collins llamado Empresas que sobresalen. Después de investigar a muchas compañías que habían salido de la mediocridad o incluso de la bancarrota y se habían hecho grandes, llegaron a la conclusión de que sus resultados están basados en un proceso de tres pasos:

Personal disciplinado + Pensamiento disciplinado + Acción disciplinada

Pero lo primero que menciona y quizá sea tu caso, es que lo bueno es enemigo de lo grande. Porque cuando tienes una buena vida o una buena compañía, estas cómodo y no haces nada por mejorar.  Así que plantéate si puedes dejar de ser bueno para ser grande, como persona y llevar a tu empresa a lo mismo. Veamos sus hallazgos.

1.-Personal Disciplinado: Tiene dos componentes

Líder Nivel 5 Lo primero es indispensable un líder de nivel 5, porque si bien no es el único responsable, ya hemos hablado en otros artículos de la importancia de que el líder sepa serlo, en vez de ser un simple jefe. Las características básicas de un líder nivel 5 son:

Humildad + Voluntad

Son líderes que saben dejar de lado su EGO y toman decisiones pensando en el bien de la empresa. Esto implica luchar contra los intereses personales y de los inversionistas a corto plazo. Son personas que no buscan brillar, sino trabajar y lograr. Los describen como caballos de trabajo no de carreras.  Por supuesto requiere voluntad, puesto que implica decisiones desagradables y nada populares. Un ejemplo es el caso de Darwin Smith que llevo a Kimberly Clark a tener acciones 40 veces mas valiosas en veinte años. Lo hizo a través de tomar una decisión drástica, que fue vender los molinos de papel para dejar de ser fabrica de papel y pasar a dedicarse a los productos de consumo de papel.

Otro tema interesante es que 10 de los 11 líderes de nivel 5 que encontraron, salieron de las filas de la compañía mientras las empresas que no salieron nunca de ser buenas, preferían traer Rock stars del liderazgo con enormes Egos e intereses personales.

Primero quién y después qué… Los lideres nivel 5 tienen estas características en común, no son despiadados sino rigurosos. Es decir que no basan sus estrategias en grandes despidos ni reestructuras, simplemente hacen ajustes hasta obtener los resultados deseados. Al ser personas que no tienen EGOS inflados, no buscan ayudantes que hagan lo que quieren, sino personas idóneas que puedan sucederlos después. Es importante que el líder sea consciente de que si quiere dedicarse a ver qué sigue, necesita que la empresa funcione sin él, en vez de seguir el modelo “genio con mil ayudantes” pues se vuelve indispensable para la operación y no puede dedicarse a la planeación y la expansión.

Los tres principios sobre personal de las empresas “grandes”:

  • Cuando haya duda, no contrates. Sigue buscando.
  • No hay malos empleados, hay malos puestos. Antes de despedir a alguien, muévelo de puesto hasta que tenga el trabajo para el que es bueno.
  • Dedica a los mejores a las grandes oportunidades no a los grandes problemas.

2.- Pensamiento Disciplinado:

Dentro de este rubro consideran dos puntos también, afrontar los hechos desnudos y el concepto del erizo.

Afrontar los hechos desnudos manteniendo la fe. Requiere que se no solo se permita a todos los miembros de la organización hablar, sino que los lideres escuchen. Nuevamente hemos hablado de la importancia de buenos sistemas de retroalimentación en ambas direcciones. Solo escuchando la crítica negativa podemos mejorar. En el artículo que hablamos sobre mentalidad fija o mentalidad de aprendizaje, comentamos la importancia de escuchar aquello que no nos gusta pues ahí esta la información valiosa para crecer como personas y como empresas.

Lo primero que se necesita es esforzarse en encontrar la verdad y afrontarla. Para desde ahí estructurar la planeación. Un lugar donde se escuche a todos requiere de 4 elementos:

  • Dirigir con preguntas, no con respuestas.
  • Usar el diálogo y la discusión, no la coerción.
  • Realizar autopsias, sin buscar culpables sino respuestas.
  • Tener mecanismos de bandera roja, que garanticen que la información importante llegara a oídos de quien tiene que escucharla.

Concepto del Erizo: Está compuesto por la diferencia estratégica entre las compañías sobresalientes del estudio de Jim Collins. Ellos llamaron así a este modelo basado en la fabula del “Zorro y el erizo.” El zorro es muy astuto pero hace esfuerzos dispersos y difusos, mientras que el erizo integra sus ideas en un solo concepto unificador. Las empresas grandes tienen un principio básico unificador y guía, bajo el  cual  rigen sus procesos. Estas compañías basan su estrategia en una comprensión profunda de tres preguntas:

  • ¿En qué podemos ser los mejores del mundo? Se debe aceptar en que no se puede ser el mejor del mundo. Además de ser consciente de que ser capaz, no quiere decir que pueda ser el mejor. Y una vez que sepas en que puedes diferenciarte y ser el mejor, y lleves a tu compañía a hacer precisamente eso. “Siento que nací para hacer esto”
  • ¿Qué mueve el motor? Todas las compañías sobresalientes encuentran la manera de mantener un  flujo constante de fondos y utilidades. “No puedo creer que me paguen por hacer esto.”
  • ¿Qué nos apasiona? Todas las empresas grandes se centran en las actividades que les apasionan. No se trata de estimular la pasión, sino de descubrir lo que ya les apasiona. “Todos los días me levanto feliz porque me apasiona lo que hago.”

3.- Acción Disciplinada:

Nuevamente las empresas grandes actúan de manera disciplinada, a diferencia de las empresas que desesperadamente tratan de estar a la vanguardia, hacen profundos análisis y no se dejan llevar por las modas sino por sus verdaderas necesidades.Claro, esto está fundamentado en los puntos anteriores puesto que necesitamos líderes que quieran lograr resultados a largo plazo y conocer la verdad desnuda para saber lo que se necesita realmente.

          Cultura Disciplinada: Para lograr resultados grandes, es necesario crear una cultura disciplinada. Esta está conformada por individuos auto disciplinados que emprenden acciones disciplinadas y además se aferran al concepto del erizo. Esto implica no aceptar ninguna oportunidad que no cumpla con los tres principios del erizo. Las culturas burocráticas buscan compensar la ineptitud y la falta de disciplina. Si este es el caso de tu empresa, deja de gastar recursos en elementos incorregibles, mejor baja de tu tren a esas personas y sube a personas que no necesiten controles y supervisión, a la larga será mucho mas barato. Es importante distinguir entre una cultura disciplinada de un tirano que disciplina. Una es funcional y la otra altamente disfuncional.

          Presupuesto disciplinado, no implica decidir cuándo se gasta y cuánto. Lo primero que deciden estas empresas es en invertir solamente en aquellas estrategias o rubros que se ajustan al concepto del erizo y eliminar las que no. Otra lista muy importante, es la lista de las cosas que hay que dejar de hacer.

          Aceleradores de tecnología: En este rubro encontraron también grandes diferencias. Las empresas grandes invierten solamente en tecnología cuidadosamente seleccionada y no en la tecnología de vanguardia. Es muy fácil tomar decisiones si usan el concepto del erizo. Una característica interesante es que ninguna fue pionera en tecnología; pero si pionera en su aplicación, una vez que vieron donde encajaba la tecnología con sus tres círculos. En resumen, las empresas grandes responden a la tecnología con reflexión y creatividad, movidas por el deseo de ser mejores. Las mediocres reaccionan únicamente por miedo de quedarse atrás.

Lo que deben evitar a toda costa es actuar de impulso, y lanzarse a resolver un problema sin hacer la reestructura necesaria para lograrlo. El error más común es reaccionar sin entender cuál fue el problema verdadero, porque seguramente se tomarán decisiones arrebatadas para resolver a corto plazo, que a la larga, generarán muchos más, pues caerán en el ciclo fatal.

Mi recomendación es seguir un proceso de reingeniería de la empresa completa que inicia por la reingeniería mental de los líderes de la organización. Y para eso, el Eneagrama es la mejor herramienta que conozco, pues describe los nueve estilos de Ego y nos enseña a usarlo a nuestro favor. Otra aplicación del Eneagrama es en la selección de personal, cuando vayas a elegir a un líder puedes pedir un análisis del perfil de personalidad a un profesional del Eneagrama quien te ayudará a determinar si estás contratando a un líder nivel 5 o un líder rock star. Considera que los líderes nivel 5, son humildes y al humilde no le interesa venderse bien, pero muchas veces da mejores resultados que el que sabe venderse a sí mismo, pero no se comprometerá con tu empresa, porque está muy ocupado haciendo su propia carrera.

Artículos recientes