Amar desde el silencio

Por: Psic. Elda Leyva Novelo.

Muchos hemos tenido el privilegio de tener en nuestras vidas, algunos más tiempo que otros, a esos caballeros de mirada triste, que nos aman desde el silencio.

Ese silencio que no es ausencia, sino una forma de amar diferente.

Un amor silencioso, pero que es fortaleza, protección y sabiduría. Un amor que está dispuesto a protegernos y que hace lo necesario para que estemos bien, aunque esto implique renunciar a sus propios proyectos.

Un amor que trabaja incansablemente, sin quejarse, para que nada te falte. Tal vez no es muy expresivo, pero si le pides ayuda, no dudes que te dará un buen consejo, poniendo su experiencia a tu disposición, aunque en algunas ocasiones no sea lo que te gustaría escuchar, sin embargo, el tiempo te enseñará y te escucharás decir: “cuánta razón tenía mi papá”.

En su silencio también es fortaleza, creo que muchas veces quisiera consentirte y derretirse de amor por ti, pero sabiendo que necesita guiarte por el camino que considera correcto, en muchas ocasiones se tiene que armar de esa fortaleza que te llevará en la dirección adecuada.

Hoy que has crecido no le reclames su dureza, porque no sabes cuánto tuvo que callar o guardar, para que estés bien. Valora su silencio, porque detrás de ese silencio y esa mirada triste encontrarás todo ese amor que ha demostrado por ti, con su sustento, su protección, su fortaleza, y su sabiduría.

Quieres saber todo lo que esconde, si llegas a tener la oportunidad obsérvalo con sus nietos, con ellos puede relajarse, puede expresarse, porque ya no tiene es carga y responsabilidad que ahora te toca a ti, puede dejar libre todo ese amor que se escondía detrás de su silencio.

Quieres darle un gran regalo valóralo, reconoce su esfuerzo y agradécele, y veras como esa mirada triste se transforma, porque sabrá que todos esos años de amar en silencio habrán valido la pena.

Un sencillo homenaje a todos esos caballeros, que nos han amado en silencio y que hoy nos acompañan aquí o desde el cielo: ¡Gracias Papá!

Artículos recientes